En inglés no se puede respetar la ley. En inglés es imposible hacer ciencia ni se puede ser humanista. Aunque pueda parecer mentira, en inglés tampoco se puede creer en Dios porque el inglés es la lengua con la que se obliga a Dios a no entender nada. Sin embargo, en inglés se puede ser poeta y vender la muerte. Solo en inglés se puede evitar la cárcel o evitar ser artista. El inglés está preparado para sobrevivirnos.

El catalán, francés o español son las lenguas con las que los lobos marinos se pudren amablemente en las orillas de las playas. Las lenguas que matan lentamente en un segundo a las hormigas rojas gigantes. Son las lenguas que avanzan empujadas por el viento que lo quema todo. Son las lenguas con las que los osos polares te desprecian antes de ponerse a comer salmones. Son las mismas lenguas con las que te sometes a Dios matándo a Dios.

Solo hay una lengua y es la lengua que menos dominas. Esa lengua única que no dominas es la única lengua que puede ayudarte. En esa lengua dirás la primera y la última palabra. Seguramente no te entiendan pero tendrás la oportunidad de ser perdonado. Solo en esa lengua que no dominas podrás agradecer todos los premios ganados. Esa es la lengua que utilizó tu madre para decirte "hijo mío, nunca debes hablar esta lengua" justo antes de dejar de ser tu madre.

Esa lengua única que no dominas te aleja del pasado y del futuro. Te aleja de las infinitas imágenes que se guardan en cada palabra y que nos describen. Te aleja de los infinitos hombres y de las infinitas mujeres que se almacenan junto a sus destinos como metadatos en cada palabra. Esa única lengua te aleja de todas las culturas porque esa única lengua está hecha para decir la mentira y acabar con el tiempo.

¿Cuánto tardará esta frase en parecer ridícula? Todos somos capaces de hacernos esta pregunta porque todos sabemos que corremos un riesgo y que estamos expuestos a las palabras. Lo sabemos porque huímos hacia las imágenes buscando el refugio que nos proteja. Quizá en inglés el riesgo es menor pero en catalán, francés o español, la situación realmente amenaza con ser catastrófica y es probable que sus consecuencias se intensifiquen en las próximas décadas especialmente en los sectores de la población con menos recursos.

Las imágenes nos alejan del ridículo. Las imágenes son la voz de los ángeles que nos hacen sentirnos nosotros mismos y nos permiten hablar la lengua de Dios. Esa voz es verdad y significado que a cambio por ejemplo de un futuro y un pasado, nos ayuda a alejarnos irremediablemente del perdón y de la posibilidad del desastre.

Últimos artículos publicados