La verdad es objetiva. No hay subjetividad en la verdad. La verdad es una. Que lo contrario a la verdad sea la mentira sólo dependerá de la verdad. Lo contrario a la verdad es el grupo. El sistema.

En el grupo o sistema no hay unidad pero sí hay verdad. No hay unidad porque el sistema necesita ser incoherente para poder ser justo. En el grupo no es necesario el ego ni la comunicación o el entendimiento ya que los individuos tienen al alcance la verdad. La verdad en el grupo es real, física y material, por eso el grupo no necesita las formas.

El individuo es a la vez, un sistema. La subjetividad del individuo es verdad pero tampoco posee unidad. El individuo que busca la unidad en el grupo no se equivoca pero no la encontrará. El individuo que no esté tan preocupado en equivocarse pero sí en encontrar la unidad sólo la hallará en el ego.

La falta de ego es el instinto que nos empuja. Dentro del grupo conocerás tus instintos y podrás llegar a ser tu mismo/a. Una vez dentro del grupo sabrás que ya puedes sobrevivir y que ya puedes reproducirte. También sabrás que ser generoso/a es el requisito básico para pertenecer al grupo. En el grupo sin embargo seguirás sin encontrar la unidad. La unidad solo la encontrarás en el ego que no depende de ti aunque esto es sólo una idea.

Cada idea es también un grupo o sistema. La verdad, la razón y la ciencia son artesanales a diferencia de la imaginación que es científica. La imaginación no miente y es imposible arrepentirse de los monstruos que crea. El valor de la verdad y del arte es imaginativo y eterno, y por eso interesa. El valor de la imaginación es económico, único y real, y por eso no interesa. Sólo la imaginación es la materia que puede pasar de un sistema a otro.

Tal vez la unidad solo se puede conseguir arrepentiendose de la verdad aunque arrepentirse sea una manera de mentir. Sólo se arrepienten los animales y las personas que no son animales. No está a nuestro alcance poder arrepentirnos y por eso sólo tenemos una manera de decir la verdad. Si te arrepientes estás condenado/a. Si no lo haces más vale que antes te arrepientas.

Sólo los animales pueden perdonarte y lo hacen con una simple mirada. La verdad es objetiva porque sólo tú puedes ser el objeto mirado.

Últimos artículos publicados